Este sábado 10 de septiembre de 2022, víspera del cuadragésimo noveno aniversario del Golpe de Estado, se realizará en el Teatro Aula Magna que tradicionalmente se había efectuado en el Estadio Nacional. Se interpretará la Missa in Angustiis, de Haydn, con los relatos del actor Alfredo Castro.

Este concierto es un homenaje a las víctimas de la dictadura militar y tuvo sus primeras cuatro ediciones en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, recinto utilizado como centro de detención y torturas después del Golpe de Estado de 1973.

Este año, por primera vez, este concierto conmemorativo tendrá como escenario el Teatro Aula Magna de la Universidad de Santiago, Usach, que hace 49 años -cuando era la Universidad Técnica del Estado, UTE- fue atacada por las fuerzas militares y se convirtió en uno de los símbolos de los crímenes a los Derechos Humanos en Chile. 

El concierto se realizará este sábado 10 de septiembre de 2022 a las 19.30 horas, con entrada liberada, y la obra central será la Missa in Angustiis, del compositor austriaco Franz Joseph Haydn, que será así interpretada ahora en un contexto distinto.

Historia de la obra

En 1798, Franz Joseph Haydn (1732-1809) era una celebridad en Viena. Su patrón, el príncipe Nikolaus II, solo le exigía que compusiera una misa anual para homenajear a su esposa, la princesa Maria Josepha. Así, fueron seis las misas que compuso durante ese periodo y la tercera de ellas guarda una historia singular.

En tiempos de guerra e inestabilidad económica, Haydn tuvo que utilizar en esta obra solamente cuerdas y timbal, porque los instrumentistas de viento habían sido despedidos por la corte. Su ausencia se compensó con un órgano y tres trompetistas convocados especialmente para el estreno, y la obra quedó anotada como Missa in Angustiis (Misa para tiempos difíciles), una referencia a la estrechez de tiempo y recursos con que fue concebida. 

Según explica Sebastián Camaño, director artístico del concierto y uno de los gestores del proyecto, “de todas las misas de Haydn, es la única que tiene un carácter tan dramático. Además, es como una súplica por la paz y la tranquilidad, en un momento en que vivimos una crisis a nivel mundial”.

El director de orquesta y gestor del concierto, Sebastián Camaño.

Destacados cantantes líricos

La interpretación de la misa estará a cargo del Coro y Orquesta de la Memoria Nacional, elenco conformado especialmente para este concierto, que agrupa a más de 80 intérpretes de diversas agrupaciones, provenientes de Santiago, Valparaíso y Concepción. Los solistas serán Vanessa Rojas (soprano), Javiera Lara (mezzosoprano), Gonzalo Quinchahual (tenor) y Arturo Espinosa (bajo-barítono), en tanto el coro será conducido por Martín Aurra. 

“Es un homenaje desde nuestro quehacer como músicos. Por eso hacemos obras del repertorio clásico y romántico y contextualizamos sus textos sobre todo”, dice Camaño, aludiendo a versiones anteriores del concierto, donde se han interpretado obras conmovedoras como el Réquiem, de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) y el del francés Gabriel Fauré (1845-1924).

“También hicimos el Stabat Mater de Rossini, un texto que habla de la Virgen como una madre a la que le matan un hijo que no tiene culpa alguna. Tiene mucho sentido con el homenaje a las víctimas de la dictadura: civiles, gente común y corriente, que es asesinada por sus ideas y por querer un país mejor”, señala el director.

Esta vez, la misa de Haydn y su alusión a una era de crisis será el núcleo de un programa que se iniciará con la obra «Elegía para orquesta de cuerdas en Sol mayor» (“En memoria de Ivan Samarin”) del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovski(1840-1893) y cerrará con “Palimpsesto”, un clásico de Inti-Illimani con letra de Patricio Manns, en un arreglo de la compositora y directora Alejandra Rivas.

Memorias de la UTE

El Coro y la Orquesta de la Memoria Nacional, en uno de los conciertos en el Estadio Nacional.

El Concierto de Vigilia de la Memoria no es un programa musical convencional. En esta ocasión, además de las obras, se escuchará un relato a cargo del actor Alfredo Castro, que recordará el brutal ataque militar que la antigua Universidad Técnica del Estado (UTE) sufrió durante el 11 de septiembre de 1973. 

La narración comenzará con el corte de transmisiones de Radio UTE, ocurrido en las últimas horas del 10 de septiembre, y continuará con la exposición «Por la vida siempre!», que estaba montada en la explanada de la casa central y debía inaugurarse al día siguiente con la presencia del presidente Salvador Allende.

Luego, el concierto avanzará cronológicamente a través de distintos hitos, como el asalto militar del día martes 11, que incluyó el uso de artillería de guerra contra el edificio principal del campus; la detención del rector Enrique Kirberg y del cantautor Víctor Jara, que fueron trasladados al ex Estadio Chile; y la posterior prisión de cientos de personas que durante las primeras horas de la dictadura fueron asediadas en la antigua Escuela de Artes y Oficios (EAO), mismo recinto que acogerá el concierto este 2022. 

Además, se leerán los nombres de las 88 personas reconocidas como víctimas de muerte o desaparición que pertenecían a la UTE. “También lo vemos como nombres representativos, entendiendo que de alguna forma toda la comunidad fue víctima de lo que sucedió en la dictadura”, explica Ninoshka Piagneri, coordinadora del Archivo Usach. Esta entidad, junto a la Corporación Solidaria UTE-Usach, fue la encargada de elaborar los relatos a partir de documentos y testimonios de personas que se encontraban en la universidad durante esos días.

“En realidad, esta es una historia bien desconocida, a nivel interno y también a nivel regional y nacional”, señala la historiadora Piagneri. “Mientras no hagamos este reconocimiento de nuestros propios espacios, es difícil que deje de ser una historia desconocida. Este concierto nos da la posibilidad de articular esos testimonios y es un acto de justicia para toda la comunidad, para la de hoy y para la gente que ya no está. Además, está en línea con diversos hitos que ha desarrollado la universidad desde que se retomó la democracia”.

Deja un comentario