Por José Luis Arredondo.

Los hermanos Rodriguez López, Carlos Gardel y Hugo del Carril (así tal cual se llaman), están de luto. El padre de ambos acaba de fallecer a causa del coronavirus, y les ha dejado una cuantiosa herencia en dinero.

Carlos Gardel, que vive en Chile, y Hugo del Carril, que vive en Argentina, están a un paso de ver solucionados todos sus problemas económicos, salvo por un detalle. El finado dejó estipulado que para hacer efectiva la herencia, debe ser cremado y sus cenizas han de ser esparcidas en la Plaza Dorrego de Buenos Aires, en el corazón del Barrio San Telmo. De lo contrario el dinero no será entregado a sus singulares vástagos.

En tiempos de pandemia, cumplir el último deseo del papá es complicado. Las fronteras están cerradas y la cantidad de dinero que está en juego, 300 mil dólares en billetes de 20 de la moneda norteamericana, no puede ser cambiada ya que se trata de “platas negras”, o sea, no declaradas ante el SII.

Aquí entra en juego la viveza criolla de Hugo del Carril, quien idea un descabellado, irrisorio e insólito plan para hacerse de su parte de esta nada santa herencia. Un plan que resulta toda una locura, y que provoca una serie de equívocos hasta el sorpresivo final.

“Tango Thriller” es una divertida comedia negra escrita por Marco Antonio de la Parra, que cuenta con la actuación de Roberto Poblete (Carlos Gardel) y Alejandro Trejo (Hugo del Carril), y que acaba de estrenarse en la Sala Virtual del Teatro Finis Terrae.

La obra cuenta con un texto de bastantes fortalezas en lo dramatúrgico, y se sostiene muy bien en un tipo de humor negro, corrosivo y mordaz, que mediante la risa filtra una ácida crítica a las relaciones entre hermanos, así como a la ambición y la irreverencia hacia la figura paterna.

Por otro lado, la obra utiliza la exageración para observar, cual si fuera una lente de aumento, cómo se comportan algunos seres humanos cuando hay en juego una buena cantidad de dinero de por medio.

En otra arista, resulta muy atractivo el elemento “ausencia-presencia” del fallecido, cuya evocación permanente sirve para dar empuje a la acción, un poco en la línea de “Esperando la carroza”, del recientemente fallecido Jacobo Langsner.

En el plano actoral es destacable la labor de ambos intérpretes, de amplia y reconocida trayectoria. Las diferencias de carácter están bien marcadas y tanto Poblete como Trejo sostienen adecuadamente el ritmo un tanto frenético que la dirección imprime a la pieza, algo central ya que es el tipo de obra que descansa absolutamente en las actuaciones.

Resulta atractivo el hecho de que los dos hermanos estén conectados vía Zoom, el mismo soporte que usamos los espectadores para presenciar la obra. Esto permite, como sucedió en la función de estreno, que los actores hagan alusiones a la calidad de la imagen o el sonido sin “salirse” de la obra misma.

“Tango Thriller” es una comedia negra ágil y divertida, que expone bien una ácida crítica a las relaciones filiales y al “poder” del dinero como catalizador de afectos y desafectos familiares. Sus giros argumentales resultan efectivos y las actuaciones van muy acorde al estilo y naturaleza de la obra. Es otro acierto del infatigable dramaturgo Marco Antonio de la Parra y del Teatro Finis Terrae en estos tiempos prolongados de pandemia y Zoom.

Dramaturgia: Marco Antonio de la Parra. Dirección: Roberto Poblete. Actuaciones: Alejandro Trejo y Roberto Poblete. Diseño Técnico: Eleodoro Araya. Producción: Teatro Finis Terrae.

En cartelera hasta el 3 de octubre en la #SalaVirtual Teatro Finis Terrae.

Un comentario sobre “Una loca herencia y dos hermanos muy vivos e irreverentes sacan risas en la comedia negra “Tango Thriller””

  1. Me encanta que a pesar de la contingencia, haya tantas obras de teatro estrenándose online. me encanta la sinopsis de esta y la dinámica que están llevando los actores para representar sus papeles. Probablemente le de una oportunidad antes de que se acabe el mes.

    Mil gracias por compartir, ojalá que haya nuevos estrenos hasta diciembre.

Deja un comentario