Con actuaciones cercanas y de mucha naturalidad, la obra “La belleza de Judith”, de Bosco Cayo, pone el foco en la urgencia del pequeño comercio de volver al trabajo

Por José Luis Arredondo. Al no ser un servicio catalogado de «esencial», durante la pandemia las peluquerías -grandes y pequeñas- debieron bajar sus cortinas prácticamente apenas iniciadas las cuarentenas. Quienes vivían del oficio (peluqueras, estilistas, coloristas, depiladoras etc) quedaron cesantes de un día para otro, enfrentadas a la falta de trabajo, la incertidumbre y las Seguir leyendo