«Yo no le tengo miedo a nada» (1984) de Tatiana Gaviola.

La exhibición abrirá sus puertas este 2 de julio, con 69 obras de 45 artistas chilenos y franceses entre quienes se cuentan Juan Downey, Gloria Camiruaga, Diamela Eltit y Jean-Paul Fargier, entre otros.

El Festival Franco Chileno de Videoarte cumple 40 años y para conmemorar este aniversario, se inaugura este sábado 2 de julio de 2022 una exposición que recorre su historia y muestra una parte de las numerosas obras que allí se presentaron durante los 12 años en que se realizó este encuentro.

La sede de esta exposición es el Centro Nacional de Arte Contemporáneo, ubicado en la comuna de Cerrillos, y en ella se podrán ver trabajos de artistas nacionales como Lotty Rosenfeld, Juan Downey, Eugenio Dittborn, el colectivo C.A.D.A, Carlos Leppe, Magali Meneses y muchos más.

El Festival Franco-Chileno de Videoarte nació como parte de la política cultural del Estado de Francia y fue promovido por el Servicio Cultural de la Embajada de Francia en Chile, como un espacio de intercambio y colaboración entre artistas de ambos países. Tuvo como fundador y director a Pascal-Emmanuel Gallet, jefe de la oficina de animación cultural de relaciones del Ministerio de Asuntos Extranjeros francés, y su sede fue el Instituto Francés de Cultura, que en los años 80 estaba ubicado en la casona de calle Lastarria esquina Merced, donde hoy funciona el restaurante Liguria.

El evento convocaba año a año, en plena dictadura, a las y los artistas más importantes de Chile, a conocidos intelectuales como Néstor Olhagaray y Nelly Richard; a cineastas como Tatiana Gaviola y Carlos Flores Delpino, que buscaban nuevas formas para expresar sus ideas; y a una comunidad joven e inquieta, interesada por conectarse con las tendencias del audiovisual y del pensamiento en Francia y el resto del mundo.

«Godard/Sollers: L’entretien» (1985), de Jean-Paul Fargier, se estrenó en Chile en este festival.

El festival se desarrolló en su versión exclusivamente chilena hasta 1992 y en su versión franco latinoamericana hasta 1996.

Importante espacio contracultural

Fue este uno de los principales espacios de contracultura y resistencia de los años 80, y una instancia de discusión y debate muy relevante, que congregó todas las expresiones del audiovisual chileno. Promovido por la Embajada de Francia en Chile, se transformó en una fuente de resguardo artístico y político para los creadores y artistas que experimentaron con este nuevo formato y registraron con una mirada crítica los conflictos políticos y sociales de la época.

Para Soledad Novoa, directora del Centro Nacional de Arte Contemporáneo, “esta exposición es un encuentro con un fragmento de la historia reciente en Chile desde el audiovisual. Este festival se generó en un contexto donde los institutos binacionales cobraron una relevancia particular como espacio de apoyo a la creación y a la difusión, tanto para artistas locales como para el contacto con la creación internacional. Estos fueron un importante sostén para la actividad artística, el debate crítico y el apoyo solidario al campo cultural chileno”.

Sobre la muestra

La exposición «Festival Franco Chileno de Videoarte. 40 años» (que incluye 69 obras audiovisuales realizadas por 45 artistas) presenta una muestra heterogénea y diversa, con obras como «The Motherland», donde el artista Juan Downey retrata a la sociedad oprimida por el general Pinochet como una Madre Patria que devora los símbolos de su cultura, y «La voz de los 80», el videoclip hecho por el realizador Yerko Yankovic para Los Prisioneros.

«The Motherland» (1987), de Juan Downey, pionero del videoarte.

Según comenta el curador de la muestra, Sebastián Vidal, “una de las funciones principales de un espacio como el Centro Nacional de Arte Contemporáneo es impulsar y dar visibilidad a los distintos trabajos de investigación que actualmente se realizan. Esto con el fin de rescatar a artistas y obras que por diversos motivos han quedado escondidos del relato historiográfico. Sin duda, esta exposición representa el rescate de un hito significativo para el arte contemporáneo de ambos países».

Los videos que conforman la exhibición fueron realizados con una tecnología analógica de registro y edición, y proponen un lenguaje particular y una experiencia diferente a la visualidad digital a la que estamos acostumbrados hoy en día.

Varias piezas fueron rescatadas especialmente para la exposición y otras fueron sometidas a un proceso de restauración. La programación contempla el trabajo de artistas contemporáneos que desarrollaron videoarte, como también piezas inéditas de importantes autores y otros de baja circulación. A modo de ejemplo, la obra «Estudios sobre la felicidad» del artista Alfredo Jaar será exhibida por primera en formato de video, cuando ha sido principalmente conocida a través del registro fotográfico.

La muestra «Festival Franco Chileno de Videoarte. 40 años» se extenderá hasta el 25 de septiembre de 2022 también contempla actividades complementarias como conversaciones, recorridos especializados y mediados, además de laboratorios artísticos para niños y jóvenes.

Más información en centronacionaldearte.cl

Deja un comentario