Este sábado 23 de abril, la poeta, cineasta y activista chilena Cecilia Vicuña fue galardonada por su trabajo en el encuentro de arte contemporáneo más prestigioso a nivel mundial.

Durante la ceremonia inaugural de la edición 59 de la Bienal de Venecia, la artista chilena Cecilia Vicuña recibió el premio León de Oro a la Trayectoria, galardón que también fue otorgado a la artista alemana Katharina Fritsch. Este importante reconocimiento destaca el trabajo medio siglo de Vicuña, con una intensa creación enfocada al desarrollo de un arte comprometido con la tierra, la mujer, la cosmovisión indígena y las luchas sociales.

Tras recibir el galardón, Cecilia Vicuña comentó que “siento que este premio no es solamente para mí, sino para el mundo indígena y mestizo de América del que vengo, cuya potencia creativa está aún por desplegarse para ser todo lo que puede llegar a ser. En un sentido profundo mi obra es el cuerpo fructífero del hongo subterráneo invisible que es el mundo nativo de esta Tierra. El León de Oro confirma la potencia de las obras y memorias negadas que al ser reconocidas pueden fertilizar la creación de otros mundos posibles”. La artista agregó que “nuestro arte y conciencia pueden jugar un papel en la necesidad urgente de alejarnos de la violencia y la destrucción, para salvar nuestro medio ambiente de un colapso inminente”.

El histórico logro de Vicuña fue celebrado por la ministra de las Culturas, Julieta Brodsky, quien señaló que “como Ministerio de las Culturas estamos muy orgullosos que la trayectoria de Cecilia Vicuña, una de las representantes más importantes del arte y la poesía nacional, sea galardonada con el León de Oro en el mayor evento cultural a nivel internacional, como lo es la Bienal de Venecia. Es un momento histórico para el mundo de las artes y la cultura de nuestro país, ya que permite reconocer, una vez más, el contundente trabajo de una de las mujeres creadoras más destacadas del país”.

Poesía, cine, instalaciones y pintura

Cecilia Vicuña se formó en la Universidad de Chile y en Londres.

Considerada como una artista pionera en el arte conceptual y con una fuerte base en la poesía, Cecilia Vicuña (naida en Santiago en 1948) ha explorado durante cincuenta años el cine, la performance, la instalación y la pintura, entre otras disciplinas, para abordar en forma crítica y poética temas actuales como la destrucción ecológica, los derechos humanos y la homogeneización cultural.

Nacida y criada en Santiago en el seno de una familia de artistas, Cecilia Vicuña se formó en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile y en la Slade School of Fine Arts del University College London. Después del golpe militar de 1973, la artista se exilió en Londres, donde se encontraba estudiando. Desde entonces, ha residido en Colombia, Buenos Aires y Nueva York, lo que alterna con frecuentes estadías en el país.

Desde la creación del concepto de “Arte precario”, sus primeras creaciones con objetos encontrados (llamadas “Basuritas”) en 1966, y su primera exposición individual “Otoño” en 1971 en el Museo Nacional de Bellas Artes (donde llenó uno de los salones del museo con hojas secas que recogió con el apoyo de los jardineros del Parque Forestal), Cecilia Vicuña ha desarrollado una prolífica trayectoria artística. 

Ha fundado diversos colectivos artísticos de resistencia cultural como Tribu-No en Chile y Artist for Democracy en Londres; ha publicado 27 libros de arte y poesía; su filmografía cuenta con cientos de poemas visuales, animaciones y documentales; ha expuesto en museos y espacios culturales en todo el mundo; mientras que sus incontables obras son hoy parte de colecciones de arte del Tate (Londres), MoMA (Nueva York), Guggenheim Museum, MALBA (Buenos Aires) y MNBA (Santiago), entre otras instituciones.

Luego de la apertura de su exposición en la Bienal de Venecia, y de su retrospectiva actual en el Banco de la República de Bogotá, Cecilia Vicuña inaugurará a fines de mayo de 2022 una exhibición individual en el Museo Guggenheim de Nueva York. También iniciará el trabajo de su “Fundación Arte precario” en Chile e impulsará “Oysi”, una escuela nómade intergeneracional dedicada a valorar el patrimonio oral de las comunidades indígenas.

Deja un comentario