En formato digital y vinilo, el sello discográfico de la Universidad de Santiago publica las interpretaciones que los elencos hicieron para “El derecho de vivir en paz” y “Manifiesto”.

El diseño es de Antonio Larrea, responsable de algunas de las fotografías y carátulas más emblemáticas del cantante, quien fuera parte de la Universidad Técnica del Estado.

En diciembre de 2019, el conjunto de música antigua Syntagma Musicum realizó su tradicional concierto navideño. El programa se centró en obras del barroco americano, pero el público que acudió al Teatro Aula Magna quedó conmovido con el bis: “El derecho de vivir en paz”, la canción de Víctor Jara que se había escuchado con insistencia entre el estado de excepción y las manifestaciones iniciadas en octubre en todo el país.

“Fue en pleno estallido social y la reacción de la gente fue muy particular: una suerte de sorpresa y efusividad”, recuerda Franco Bonino, director del elenco, sobre la interpretación de la pieza. Se trataba de una fuga basada en la canción, compuesta pocos días antes por el musicólogo Alejandro Vera, actual profesor del Instituto de Música de la Pontificia Universidad Católica (PUC).

“Está hecha en un estilo muy bachiano y musicalmente era perfecta para nuestra agrupación. No solo en el aspecto puramente técnico, sino en su espíritu: Víctor Jara es una figura emblemática de nuestra casa de estudios y esa canción fue el himno de ese momento, un verdadero canto a la esperanza, que comulga perfectamente con la obra de Bach”, añade.

Víctor Jara fue trabajador de la Secretaría Nacional de Extensión y Comunicaciones de la antigua Universidad Técnica del Estado (UTE). A un año de las protestas que volvieron a relevar su música y legado, el sello discográfico de la Universidad de Santiago de Chile, Aula Records, publica esa interpretación de Syntagma Musicum junto a una versión que el Coro Madrigalista Usach grabó para “Manifiesto”, otra de sus emblemáticas composiciones.

“Es una pieza que forma parte de nuestro repertorio”, explica Rodrigo Díaz, director de la agrupación, sobre un arreglo creado por William Child, quien fuera director del Coro Usach y hoy es profesor de la PUC. “La gracia es que no modifica la versión original. A través de todas las voces va desarrollando la melodía de la canción y también la parte de guitarra, tal cual como la toca Víctor Jara. Por eso, es una versión que mantiene la esencia de la canción”.

Según Rodrigo Díaz, “el mensaje de Víctor Jara no es solo entregar un placer estético, sino también ser un actor relevante del momento que se vive, dándole sentido al canto. Eso está más vigente que nunca hoy, porque hay muchas injusticias, desigualdades y demandas sociales que atender en forma urgente”.

Víctor Jara en dos épocas

Todos los discos de Aula Records cuentan con diseños de diferentes artistas. En este caso, esa labor quedó en manos de Antonio Larrea, fotógrafo, diseñador y creador de la iconografía de la Nueva Canción Chilena, junto a su hermano Vicente y Luis Albornoz.

Precisamente esa estética tuvo como referencia, ya que en la portada y contraportada utilizó dos de las imágenes más conocidas de Víctor Jara, ambas de su autoría: la que se puede ver en la carátula del disco El derecho de vivir en paz (1971) y una fotografía de perfil que se ocuparía en el que sería su noveno disco, truncado por su homicidio. Finalmente, el retrato apareció en una antología y una reedición del álbum póstumo Manifiesto (1974).

“Enlacé las dos fotos y también usé un juego de curvas de colores que está en el interior del disco El derecho de vivir en paz. La portada no tiene título porque esa era una idea que teníamos con Víctor: a veces no era necesario poner ni el nombre, porque podía ensuciar la potencia de la foto”, explica.

Los créditos y la información del registro se encuentran en el interior de la edición en vinilo sobre otra fotografía captada por Antonio Larrea, pero en febrero de 2020, afuera del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM). Ahí, el rostro de Víctor Jara aparece junto a rayados y consignas de las recientes manifestaciones.

“La idea fue actualizar su presencia en el movimiento social”, dice. “Empecé a reportear su presencia en las murallas, las banderas y el sonido y me encontré con esta foto en la que él está como santificado. Con el estallido nació toda una gráfica nueva que encuentro muy potente y también se va a transformar en un ícono de este movimiento. Fue como unir los dos tiempos con la presencia de Víctor”.

Para escuchar

Fuga por el derecho de vivir en paz / Manifiesto es la primera publicación de Syntagma Musicum y el Coro Madrigalista Usach en Aula Records, que hasta ahora había editado solo grabaciones de la Orquesta Clásica Usach.

Como ocurre con todo el catálogo del sello, desde este miércoles 21 de octubre el disco se puede escuchar en plataformas digitales como Amazon, Spotify, Youtube y Apple Music. La edición en vinilo de siete pulgadas está disponible en el correo aula.records@usach.cl.

El disco cuenta con el respaldo de la Fundación Víctor Jara y el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Deja un comentario