Estephan Wagner y Marianne Hougen-Moraga, realizadores de “Cantos de represión”, aprovecharon el triunfo para interpelar al mandatario y a sus ministros por no cumplir con lo prometido en 2017: prestar ayuda a las víctimas de Villa Baviera y abordar la memoria histórica. También dirigen su discurso a la Canciller Angela Merkel para que colabore con el establecimiento de la verdad histórica.

El paso del documental “Cantos de represión”, de los realizadores chilenos Estephan Wagner y Marianne Hougen-Moraga, por el Festival de Cine de Valdivia no dejó a nadie indiferente. Impactante, crítico y conmovedor, fue uno de los puntos altos de esta edición del certamen austral. 

La película, que indaga en cómo los actuales habitantes de ex-Colonia Dignidad  recurren a distintas estrategias para entender, dar sentido, justificar o olvidar los traumáticos 45 años de vida bajo un yugo totalitario, se llevó el premio a Mejor Largometraje Chileno.

El jurado estuvo compuesto por Fran Gayo, Jefe de Programación del Festival de Cine de Gijón; Paulina Súarez, Directora General del Festival de Cine Documental Itinerante Ambulante y Diego Battle, director del sitio especializado OtrosCines.com

“Cantos de Represión” es una co-producción entre Dinamarca, Holanda y Chile. Fue filmado íntegramente en la ex – Colonia Dignidad. Es producida por la compañía danesa Final Cut for Real y distribuída en Chile por Jirafa. 

“Nos tomó cuatro años hacer este documental, y lo terminamos. No como Sebastián Piñera, el presidente de Chile”, increpa Marianne Hougen-Moraga frente a la escasa ayuda del gobierno a todos los grupos afectados por Colonia Dignidad. “Usted Presidente, en su segundo mandato, también de cuatro años, no ha cumplido el acuerdo de Chile con Alemania, que data de 2017. Le recuerdo el nombre elocuente del acuerdo: “Comisión Mixta Chileno-Alemana para abordar la memoria histórica de Colonia Dignidad y la integración de las víctimas en la sociedad”. Hoy en dos ministerios claves, el de Interior y el de  Justicia y Derechos Humanos están designados dos reconocidos defensores de Colonia Dignidad, Víctor Pérez  y Hernán Larraín. Creemos que los errores del pasado se deben corregir con acciones correctas en el presente.

Faltan esfuerzos serios en materias de identificar las decenas de personas hechas desaparecer en el lugar. Y esfuerzos serios para transformar el lugar en un Sitio de Memoria y de Documentación, tal como se comprometió en el Memorandum Bilateral que crea la Comisión Mixta Chileno Alemana y como se espera que ocurra desde hace casi 60 años, época de la instalación de la Colonia en Chile.”

“Como medida de integración, en 2019 la Comisión Mixta aceptó que Alemania compensará con hasta 10.000 euros a las 200 víctimas internas de la Colonia, pero excluyendo a ex miembros de la secta condenados por los tribunales así como a los líderes más destacados.” agrega Estephan Wagner. “Canciller Merkel, el dinero llega lento, es poco, pero además, dinero no es la solución: le pedimos que ejerza todo su poder para presionar a la Comisión Mixta para el establecimiento de la verdad histórica, para que se cumplan los objetivos que se propusieron: esclarecer y sancionar los crímenes perpetrados en el recinto de la secta, e investigar el patrimonio de la ex Colonia Dignidad, para que vaya en beneficio de las víctimas. Canciller Merkel, hace dos años en la visita de Estado del presidente Piñera a Alemania, se comprometió a apoyar la instalación de un Sitio de Memoria y de Documentación en la ex Colonia Dignidad. Hasta ahora nada ha pasado. Es la responsabilidad histórica de los dos Estados responsables de todo lo ocurrido, Chile y Alemania, de que este desastre sea encontrar una solución a las víctimas.

Deja un comentario