Por José Luis Arredondo.

Vía Zoom, un grupo de grotescos viejos, controlados por una cuidadora de un hogar de ancianos, introducen el segundo episodio de “El Marciano”. Todo parte con un prólogo que no aporta mucho y más bien entorpece, debido a una evidente falta de ritmo atribuible quizás a problemas técnicos propios de la tecnología virtual.

Superada esta introducción, asoma a la pantalla una asistente de call-center, voluntaria de una fundación que atiende a quienes cargan con algún drama y necesitan desahogarse aunque sea con un extraño por teléfono, antes de tomar una fatal decisión como sería el suicidio.

Es en esa circunstancia que se comunica con ella un tipo que dice ser un marciano, cosa que le ha acarreado desde siempre muchos problemas y lo ha convertido en objeto de burla y escarnio por parte de la mayoría. Aquí el tono de farsa de la obra cambia, para dar paso a otras interpretaciones y aristas, que a mi parecer son las más interesantes en lo que hace al propósito de la pieza, más allá del hecho de ser un divertimento que busca aliviar una noche en cuarentena.

En esta perspectiva, el marciano es un ser solitario, repudiado, diferente, que quiere insertarse en una sociedad que lo rechaza, que se burla de su aspecto y lo discrimina. Él comparte su historia como una forma de aliviar su carga, de visibilizarse y de conseguir aceptación.

En general hay en «Historias nocturnas» un buen manejo de los componentes; el humor negro y el barniz de drama y absurdo resultan efectivos, también el toque de grotesco, farsa y sobre todo la estética de películas Serie B, en clave de terror ficción a la manera del cine norteamericano de los 50, con un claro guiño a las cintas de Ed Wood.

Las posibilidades del Zoom y el formato digital están bien aprovechadas, y el trabajo audiovisual denota cuidado y clara unidad estilística. Hay una buena labor del equipo actoral y técnico para configurar una historia que entretiene, divierte y también se abre a la reflexión.

«Historias nocturnas». Guión y dirección: Alexis Moreno. Elenco: Tamara Acosta, Alexandra von Hummel, Moisés Angulo, Elvis Fuentes, Manuel Peña, Rodrigo Soto y Alexis Moreno. Dirección de Arte: Rodrigo Ruiz. Producción: Horario Pérez. Duración: 30 minutos.

Funciones hasta el 29 y 30 de agosto. Valor: $ 3.500 en ticketplus.cl

Deja un comentario