Por José Luis Arredondo.

La pandemia y el posterior confinamiento produjo un giro violento y total en la vida de la mayoría de hombres y mujeres, un verdadero arresto domiciliario decretado por la autoridad con el fin de frenar los contagios.

Encerrados, sujetos a vivir entre cuatro paredes un permanente “día de la marmota”, con internet como una única y gran ventana al mundo, la mente vuela, divaga, recuerda, olvida, asocia ideas, construye y deconstruye pasado y presente, en un amasijo al que buscamos dar forma y sentido.

Es el caso de dos mujeres, “la desmemoriada” y “la que registra”, que encerradas en cuarentena, se ven envueltas en un verdadero puzzle mental construido de piezas que buscan cómo encajar para dar un sentido a lo vivido y lo soñado.

El texto de Nona Fernández tiene mucho de monólogo interior a dos voces. Es una pieza sólida que conjuga bien los elementos dispersos entre recuerdos, evocaciones, olvidos, pasado y presente, y que durante la primera media hora hace sentir la tensión y la atmósfera que conforma el relato, cruzado por alusiones a comunicados oficiales del gobierno sobre el confinamiento, lo que pone en foco la lectura más política del conflicto.

Sin embargo, en la segunda media hora esta obra virtual tiende a hacerse reiterativa y un tanto pesada a causa de una falta de ritmo y progresión dramática, en lo concerniente a la “puesta en pantalla”.

Esta situación se ve subsanada hacia el final, cuando asoma con fuerza la aguda evocación del estallido social de octubre pasado, que vino a remecer con fuerza el estado de las cosas reinante hasta ese momento.

Hay buenas actuaciones por cuenta de Claudia Cabezas y Gabriela Aguilera y una atractiva composición audiovisual a cargo del cineasta Niles Atallah & Taller Ojo Chile. Lo mismo vale para el diseño escenotécnico de Tamara Figueroa, que se suman a la correcta dirección general de Mariana Muñoz.

“Preguntas frecuentes” es una nueva producción de Centro GAM que se presenta hasta el 5 de septiembre en su plataforma virtual y que amplía la creciente oferta teatral chilena durante esta pandemia.

Deja un comentario