Cuando se realiza la vigésima versión del Festival Internacional de Lebu, son diversas las novedades que se han mostrado con respecto a años anteriores. Una de ellas es la muestra de cine social chileno, surgida por el nuevo escenario político y social del país, que consiste en un espacio de exhibición de cortometrajes documentales realizados durante los días de las manifestaciones, seguidos de un conversatorio con sus autores.

“Creemos que cuando se vive un proceso de manifestaciones y cambios pocas veces visto en el mundo, los realizadores tienen una posibilidad única de testimoniar este momento, y nosotros queremos y debemos sumarnos a esta labor”, comenta la directora de CINELEBU, Claudia Pino.

Y en total fueron tres los trabajos seleccionados, los que se mostraron al público con una gran aceptación de los asistentes. Ellos fueron: “18 Chico”, de Ricardo Cartes; “A mí me mató el Estado de Chile”, de Roberto Pino y “Sin Violencia”, de Francisco Bañados.

“En 18 Chico se aprecia qué es lo que la gente en Concepción identifica como la injusticia más grande y los motiva a salir a la calle a manifestarse”, comenta Ricardo Cartes. “Queríamos contar una serie de visiones particulares de porqué la gente sale a la calle de forma tan masiva como lo fue posterior al 18 de octubre de 2019”, agrega.

Por su parte, el director de “Sin Violencia”, Francisco Bañados, comenta que “mi trabajo fue el registro del mismo día 18 de octubre en Concepción, donde se ve una cantidad extraordinaria de gente que se estaba agolpando en la plaza de armas y alrededores, gente que salió con letreros, donde querían tranquilidad, querían paz, reivindicaciones sociales muy justas como sueldos dignos, no más AFP, entre otras, y todo sin utilizar violencia, ellos sólo querían que los dejaran expresarse con todo lo que estaban sintiendo por más de 30 años”.

Finalmente, quien también presentó su trabajo fue Roberto Pino, director de “A mí me mató el Estado de Chile”, que toca el caso de Manuel Rebolledo, un joven que el 21 de octubre fue asesinado por infantes de marina en Talcahuano.







Deja un comentario