• La coreógrafa de ¿Puedo flotar?, Kaori Ito, asistió a la función del 15 de octubre. Además, el conjunto llevó a cabo diversas actividades con los bailarines del Ballet de l’Opéra National du Rhin, compañía a la que perteneció el director artístico del Banch, Mathieu Guilhaumon
  • La gira finalizó con la presentación que el cuerpo artístico tuvo en el teatro Maison de la culture d’Amiens, el 18 de octubre.

Después de dos exitosas presentaciones en Le Dôme Théâtre de Albertville y el teatro Scènes du Golfe de Vannesel Ballet Nacional Chileno continuó su histórica gira por Francia, sorprendiendo al público con la obra ¿Puedo flotar?, de la coreógrafa japonesa Kaori Ito. El pasado 13 de octubre, el BANCH llegó a la ciudad de Mulhouse, en la región de Alsacia, donde ofreció dos funciones en La Filature Scène Nationale, el martes 15 y miércoles 16 de octubre.

El estreno en el teatro de Mulhouse tuvo además una invitada especial: Kaori Ito, quien viajó desde París para acompañar a los bailarines y ver el reestreno de su creación. El entusiasmo, las risas, la energía y el aplauso extendido del público llenaron el espacio del prestigioso teatro francés, que tiene una capacidad de 1.200 personas. Para Kaori Ito, fue una oportunidad también de redescubrir su obra y a los bailarines: “Me gustó mucho volver a verla, me llamó especialmente la atención la libertad y la vitalidad de los bailarines” dijo la coreógrafa, al final de la función.

Junto con las presentaciones en La Filature, la compañía realizó algunas actividades con el Ballet Opéra National du Rhin (BonR), cuerpo del que además fue parte el director artístico del Ballet Nacional Chileno, Mathieu Guilhaumon, y la bailarina Marine Garcia. Tanto los intérpretes del BANCH como los miembros del BOnR– de nacionalidades brasilera, portugesa, venezolana y francesa, entre otras- compartieron en distintas instancias. Entre ellas, una lección de yoga con el director de la compañía y ex bailarín de L’Opéra du Paris, Bruno Bouché, y dos clases de danza: una ofrecida por la maestra del BANCH, Kana Nakao, para los bailarines del BOdR, y otra con la maestra de la compañía de Mulhouse, Claude Agrafeil, esta vez para los miembros de la compañía chilena. Además, Guilhaumon guio un taller para los alumnos del Conservatoire de Mulhouse, en una de las salas de ensayo de La Filature.

Con 17 intérpretes en escena, la obra lleva a los asistentes a participar de una fiesta en la que se pueden descubrir diversas personalidades y emociones, combinando elementos teatrales con los recursos propios de la danza contemporánea. ¿Puedo flotar? cuestiona al espectador sobre la fragilidad de la vida, la tierra, la política, la libertad y, paradojalmente, la fuerte energía que emana de esta propia inestabilidad.  Asimismo, la apuesta de Kaori Ito propone una mezcla de estilos, desde la danza moderna y el folclore hasta los ritmos urbanos del hip-hop, una dimensión donde los bailarines se mueven con aires contemporáneos y exóticos, teniendo como base la partitura clásica de El lago de los cisnes de Tchaikovsky. 

La primera gira por Francia del Ballet, desde su creación en 1945, es parte de una colaboración entre el Centro de Extensión Artística y Cultural de la Universidad de Chile -del cual depende el BANCH- y “Escenarios para la Danza” (“Scènes conventionnées pour la danse”), gestionada por el CEAC, el director artístico del BANCH Mathieu Guilhaumon y la artista Kaori Ito. Además, contó con el apoyo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, con el objetivo de generar un vínculo y fortalecer la presencia del BANCH en Francia y en Europa.






Deja un comentario