«Yo también quiero ser un hombre blanco heterosexual» es protagonizado esta vez por Gabriela Arancibia (Vida de Familia, 2017), el montaje del Teatro del Antagonista, dirigido por Manuel Morgado, será parte del ciclo dedicado a la premiada dramaturga que ya inició El amarillo sol de tus cabellos largos.

Con una escenografía en movimiento, la obra que cuenta de manera no lineal, la historia de una haitiana lesbiana que decide convertirse en un hombre blanco heterosexual, se presentará entre el 6 y el 23 de junio.

“Hace tiempo que quería hablar de los opuestos y acá lo hice contraponiendo a la mujer negra lesbiana con el hombre blanco heterosexual. Una mujer que, cansada de estar en el último lugar de poder, decide tomarlo por sus propias manos, transformándose por sí sola en un padre de familia. Sin embargo se da cuenta que la felicidad tampoco estaba allí. Es un texto que me gusta mucho porque tiene una estructura muy distinta lo que hago siempre. Es fragmentado y no lineal”, explica Carla Zúñiga  a propósito del regreso de Yo también quiero ser un hombre blanco heterosexual, a partir del próximo 6 de junio en Teatro Camilo Henríquez.

Yo también quiero ser un hombre blanco heterosexual, es la historia de una haitiana homosexual que durante toda su vida ha sufrido abusos y vejaciones por ser mujer, afrodescendiente y lesbiana, pero que hará todo lo posible por salir de ese lugar marginal. En su incesante búsqueda por encontrar la felicidad, intentará cambiar quien es, para lograr ocupar, aunque sea por una vez en su vida, un lugar de poder dentro de una sociedad hipócrita y patriarcal.

La tragicomedia dirigida por Manuel Morgado, forma parte de un ciclo que la sala dedica a relevar la figura de la premiada dramaturga, que ya inició con El amarillo sol de tus cabellos largos. Una sátira que reflexiona sobre los cánones de poder que rigen nuestra sociedad y las posibles transgresiones que es posible generar como individuos.

“El proyecto surge de la necesidad de montar un texto actual, cargado de humor, pero sobre todo honesto y que nos diera las posibilidades de una puesta en escena en su sentido más amplio. Con Carla comenzamos a estudiar temas relacionados a lo que buscábamos, hablar de la mentira, del derrumbe de las máscaras, de las distintas ficciones que componen nuestra realidad para obtener la felicidad y de los diferentes personajes que debemos representar para conseguirlo”, agrega el director, quien también estuvo a cargo de la particular escenografía del montaje. Una plataforma vertical doble que se mantiene en movimiento, permitiendo  transitar por las capas que conforman el relato.

En esta ocasión, la obra es protagonizada por  Gabriela Arancibia, actriz de la Universidad de Chile, conocida por sus roles en Vida de FamiliaSitiados y La cacería de Alto Hospicio. “Esta historia muestra una realidad mundial de todas las aspiraciones absurdas provocadas por el sistema en el que vivimos, una sociedad castigadora y sumamente cruel con las diferencias. Es una hipérbole del deseo de simplemente ser libre”, concluye.

Jueves a sábado a las 20 horas y domingos a las 19 horas. Entradas de 3 mil a 6 mil pesos. Amunategui casi esquina Alameda. Metro Moneda.








Deja un comentario