La realizadora falleció producto de un cáncer, según informó su familia.

Varda era una de las últimas representantes de la Nouvelle Vague y según un comunicado emitido «murió en su casa durante la noche, acompañada de familiares y allegados».

Figura legendaria, trabajó hasta el final de su vida, recién el mes pasado había presentado un documental autobiográfico en el Festival de Berlín. Su cine se caracterizó por un fuerte compromiso social y político, a través de películas consagradas a personas modestas o marginales. Un trabajo reconocido con una Palma de Oro honorífica en Cannes el 2015, siendo la primera mujer en obtener dicha distinción.

Entre sus filmes destaca «Cleo de 5 a 7» (1962), «Sin techo ni ley» (1985), «Los espigadores y la espigadora» (2000), «Las Playas de Agnés» (2009) y «Caras y lugares» (2017)

Deja un comentario